NUEVO

4 de mayo de 2016

Triunfo y caída de la Iglesia

Pero esto también debe de suceder. Porque si el dragón no llegase a subir, entonces su caída no sería posible. Ciertamente subirá, pero puesto en cadenas, y por eso solamente actuará de modo devastador donde le sea permitido. Leer más...