NUEVO

16 de diciembre de 2016

3.El constructor inteligente y el imprudente

Ejemplos naturales de esta Verdad encontráis en cada castillo viejo  y arruinado, que a veces resiste por centenarios. ¡Y si alguna vez llegase a ser demolido, entonces resultará más fácil derrumbar una muralla recientemente hecha! La causa de esto es la lluvia, que mediante su fuerza disolutiva transforma ciertas partes de la piedra en una masa calcio-pegajosa, y por eso con el tiempo combina toda la mampostería en una unidad. Leer más...