NUEVO

7 de mayo de 2016

Carestía material y espíritual

¡Por lo tanto no temáis tampoco vosotros a este tiempo! Si confiáis verdaderamente en Mí, no padeceréis el hambre en ningún lugar. Si tenéis poco, entonces Yo quiero bendecir ese poco, y se hará gran abundancia entre vosotros. Pero si siendo conscientes de Mi Bendición, os inquietáis, preocupáis, y demandáis: “¿Qué comeremos y con qué vestiremos?” entonces Yo dejare que os preocupéis y Me echaré un poco hacia atrás y os quitare a Mí siervo y hermano pobre, pero muy rico (Jacob Lorber) ¡Entonces os proveeré con cientos de medidas de harina y con todo género de cosas comestibles, y aun así tendréis tanta hambre como si no hubieseis comido nada por Semanas! Leer mas...