NUEVO

26 de abril de 2016

Dieta para la clorosis

“¡Dejad el café mientras estéis pálida, y no comáis más estos venenosos granos tostados! De hecho, tú no te volverás rosada hasta que no quieras abandonar eso. ¡No preguntéis porque no debéis comer estos granos venenosos! Puesto que el motivo te tocaría inapropiadamente y te haría hacer un descubrimiento que todavía no te es conveniente saber. Luego seguid el consejo y no preguntéis si podéis ser curada; de otro modo por cada grano envenenado quedarás pálida por una semana más”. Leer más...