NUEVO

3 de enero de 2016

La vida de un árbol

En el fruto perfecto, esta pequeña centella de amor es envuelta en una bolsita y colocada bien en el centro de la semilla, donde permanecerá protegida. Y como es una centella que se origina en Mi amor misericordioso, ella contiene así – como su origen primario que soy Yo – la vida y el infinito, desde el más minúsculo átomo hasta el mayor del universo. Leer màs...