NUEVO

2 de diciembre de 2015

Roma y la venida del reino de Dios





El papa actual es de hecho un muy buen hombre del mundo. Él se preocupa con el régimen político y la parte material de la iglesia con bastante éxito y cuidado. Él usa la iglesia para fines políticos. Cuando consiguiere esto por completo, ahí él actuará como sus predecesores, de vez en cuando sembrará alguna cosa mejor. Pero sus seguidores destruirán todo, como todos los otros hicieron.