NUEVO

4 de septiembre de 2016

Contra las dudas y la pesadumbre

¿Acaso alguna vez jamás he abierto un registro de pecados al estilo de un Ignacio de Loyola y he obligado a los hombres la obediencia estricta? - Yo he dado solo el Amor a Dios e igualmente el Amor al prójimo, y he prohibido todo lo que va en contra de estos mandamientos del Amor. Pero esto no puede poner de mal humor a nadie, sino llevarlo solo a una bienaventuranza plena.¿Habré creado Yo al hombre para poder vaciar sobre él Mi Ira? Claro que no, al contrario, Yo digo a todos: ¡Venid a Mí los que, en cualquier lugar, están cansados y cargados, porque Yo quiero aliviaros a todos vosotros! Leer más...