NUEVO

21 de mayo de 2016

Renovación natural y espiritual

Pues mirad, el cuerpo de cada hombre no es más que una casa movible del espíritu.
A esta casa amenazan frecuentemente peligros diversos. Estos peligros son ya, por decirlo así, grietas reales en la casa o están dispuestos de tal manera que pudieran contener algunas grietas peligrosas para la vida como muestra la experiencia en otras casas. Leer más...