NUEVO

26 de diciembre de 2015

La importancia del control de los pensamientos


Puedes, por tanto, pensar lo que quisiereis, pero no vivifiques pensamientos o ideas para la acción antes de haberlos debidamente analizado, delante del juicio de la razón y del intelecto. En el caso de que el pensamiento haya pasado por la prueba de la luz y el fuego, podrás estimularlo a la acción y dar expansión a algo que sea bueno y útil; sin embargo, jamás a algo desordenado y evidentemente contra el amor al prójimo. Leer mas...
Ir al texto completo